Publicidad sexista I: ¿De verdad vale más una imagen que 1000 palabras?

En primer lugar, agradezco a todos los que han aportado imágenes, vídeos o textos porque forman parte de la documentación de esta entrada y de su segunda parte (futura entrada del blog). ¡Gracias! 🙂

Ahora que estamos en estas fechas tan señaladas, aprovecho para hablar de la publicidad a ver si, tras analizar algunos anuncios, nos engañan (eufemismo: convencer) menos. Tras dos entradas algo más distendidas, en esta pretendo destacar el lenguaje publicitario (pero no solo el escrito, sino también el gestual y el lenguaje de las imágenes) de una forma más seria. De hecho, la publicidad actual – sexista o no – no destaca por su lenguaje textual, sino por sus imágenes o vídeos. El asunto, a pesar de haberse tratado ya en infinidad de ocasiones, sigue requiriendo cierta seriedad. Probablemente, un publicista que lea esto podrá aseverar que no me compete analizar porque no es mi campo y llevará gran parte de razón. Sin embargo, un traductor no solo debe interpretar un texto escrito de un contrato aburrido, sino también lo que nos dicen cada día en cualquier ámbito (esto último – el famoso y trillado eclecticismo – ayuda, creo, a saber trasvasar mejor lo que realmente sí compete a nuestro trabajo). Aparte de todo eso, hablar es gratis. De todos modos, en esta entrada se intentará hacer con criterio y con argumentos.

Aclaración necesaria: Todo lo que voy a decir en la entrada no significa que me crea “mejor” que nadie, ni mucho menos. Es más, alguno de los productos que aparecen en los vídeos o las fotos los consumo, pero aquí voy a hablar, sobre todo, de que alguien “se deje convencer” por anuncios tan abusivos, machistas, feministas, etc. ¿De verdad vale más una imagen que 1000 palabras?

¡Atentos que empieza esto! 🙂

Dice la ley…(en este caso, parece que se podría empezar también con “dice la leyenda”…ya que la primera disposición de la ley se incumple en gran parte de la publicidad española). Al caso, dice la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad, artículo 3, apartado a que es ilícita “La publicidad que atente contra la dignidad de la persona o vulnere los valores y derechos reconocidos en la Constitución, especialmente a los que se refieren sus artículos 14, 18 y 20, apartado 4” Este apartado continua haciendo mención a la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. He buscado leyes anteriores a 1988 que hablen sobre publicidad en España, pero no he encontrado… Habré buscado mal…

Juguemos a ser jueces: ¿Creen que se cumple la ley a partir del año 1988?

Toda la publicidad que se va a tratar aquí ha existido o existe – aunque en algunos casos pueda parecer inverosímil… ¿Machismo? ¿Machismo invertido o feminismo? (Si…al final tendremos que agradecer el progreso que ha habido con el transcurso de los años entre estos anuncios – anteriores al año 2000 – y los que pondré en la siguiente sección…)

SEPARACIÓN DE IMÁGENES POR SECCIONES ESTEREOTIPADAS:

TIPO DE ESTEREOTIPO:

Mujer ama de casa. Cocina, lava y cuida a sus hijos (entre otras labores que se le suponen).

– Publicidad antes de 2000:

Dont worry you didnt burn the beer

“No te preocupes, cariño… ¡No has quemado la cerveza!”

Así anunciaba su cerveza la marca estadounidense. Una mujer preocupada por lo que le pueda decir el marido por haber quemado la comida (él no cocina…no vaya a ser que…). Si se atiende al vocabulario utilizado se observa la “negatividad” de él. “Don’t” y “didn’t”. Como propuesta, aunque machista todavía, al menos podrían haber dicho: “Tranquila, siéntate conmigo y nos tomamos una cerveza”. De utopías también se vive…

La asociación <<el hombre se echa un trago en lo que la mujer cocina para él>> era muy recurrente antes del año 2000. Parece que ahora esta imagen ha desaparecido ¿por completo?, al menos, de la publicidad.

The chef does everything, but cook Machismo ama de casa

Señores, tranquilidad. Lo que no alcance a hacer la máquina (que le regalo a mi mujer para la cocina – su hábitat natural) ya lo hace ella. Nada como la comida cocinada por mi esposa. Yo, como señor, el fogón no sé ni cómo se enciende… (parece que falta por añadir en este eslogan de Kenwood). Nuevamente, se lee un vocabulario negativo “does…but”. En lugar de algo como: “La máquina que te ayudará en la cocina”. Al menos, sería algo más aséptico.

Cierro este apartado con un vídeo de una marca de bebida alcohólica. ¡Atentos!

 

Análisis de este anuncio de marca de bebida alcohólica

La mujer: Tiene miedo de su marido (la persona con la que vive). De hecho, entra en la habitación y le dice a la pitonisa que tiene “un terrible” problema. “Mi marido cada vez tiene peor carácter” “Nuestra casa está empezando a ser un verdadero infierno”. Se desvive por tenerlo todo como a él le gusta. Ella ama de casa (¿trabajar? Ya para eso está el marido…). Servicial.

Nunca me besa cuando sale de casa”.

Esta frase me llama especialmente la atención (aparte de la incitación al maltrato que hay en el anuncio). Se muestra a una esposa ansiosa de que la situación de la pareja mejore, porque si no tiene todo como le gusta al marido, él ni siquiera le tiene cariño. Una mujer completamente sodomizada. En lugar de plantarle cara o insistir para hablar las cosas…su preocupación es que no le da un beso cuando sale de casa. Sin duda, una muestra evidente de que no hace tanto, hará unos 40 años, la mujer tenía que estar al servicio del hombre, y por supuesto, por debajo de su escalafón social. Quizá, esté sacando las cosas de quicio con estos análisis… No sé.

El hombre: Se enfada. No es cariñoso. No tiene respeto. Se muestra violento. Grita a su mujer hasta llegar a aterrorizarla.

La pitonisa: “Has pensado que tu marido trabaja muchas horas diarias y tiene derecho a encontrar un agradable recibimiento” “Dale su copita de coñac Soberano, verás como no falla” (La marca de coñac Soberano sigue existiendo. Habrán cambiado al jefe de publicidad o marketing o el encargado de esta aberración… No lo pregunto, porque no sé si quiero saber la respuesta.)

La mujer: Asiente como diciendo: “Es verdad. Qué torpe soy. Él fundido de trabajar y yo encima no tengo todo como le gusta.”

Como en los casos anteriores, se utiliza vocabulario negativo (palabras subrayadas). ¿Parece que hace años se tenía otra perspectiva a la hora de anunciar productos? ¿Se podía vender, gracias a la publicidad, con expresiones de tales connotaciones? La función apelativa del lenguaje, fundamental siempre en la publicidad, parece que exige justo lo contrario… Positividad, como mucho ironía, pero nunca palabras que parecen propias de una película de drama. Al menos, eso creo.

Mujer ama de casa. Cocina, lava y cuida a sus hijos (entre otras labores que se le suponen).

– Publicidad después de 2000 (con la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad, artículo 3 en vigor):

DíaDeLaMadre - Aspiradora

Aparte del consumismo evidente al anunciar que abren el día de la madre, cabe destacar la imagen de mujer moderna que han utilizado. ¿No se contradice el hecho de que sea una “madre moderna” y se piense en ella como “la que va a utilizar la aspiradora”?

En el día de la madre… ¿qué mejor que regalarle una aspiradora? ¿Por qué esta empresa (creo que es Saturn) no optó por un reclamo de un Smartphone o un ordenador como presente para este día?

Fácil respuesta: Aunque estemos ya casi en el año 2013, se sigue teniendo la idea de que la mujer a la cocina y la tecnología para el hombre. Se supone que hay progresos en cuanto a cambiar la mentalidad en este sentido, pero todavía muy lento. Puede ser que si se hace una estadística de quiénes usan más la aspiradora en una casa, efectivamente, gane la mujer por goleada. Quizá, el pensamiento de que estas prácticas del “amacasismo” – ya las propias palabras “ama de casa” son machistas en sí – por norma social (no escrita) pertenecen a la mujer podría ir disipándose si se impidiese la emisión de publicidades como esta.

Al igual que en la supuesta estadística de “número de mujeres u hombres que usan la aspiradora” ganaría la mujer, ¿por qué no hacer una encuesta a las mujeres sobre: “¿Qué te hace más ilusión para el día de la madre un ordenador, un e-book o una aspiradora?” Posiblemente, así cambiaría la imagen de este anuncio sexista, pues no creo que ganase la aspiradora.

 

En general, todos los anuncios de productos alimenticios, ya fueran anteriores a 2000 o no, utilizan a la mujer como “dueña de la cocina”. Aquí se ve que, además, es la que tiene que preocuparse por sus hijos. El hombre aparece por detrás sin función en el reclamo publicitario. Sin saberlo, me atrevería a decir que el hombre hace la función de: “Salgo en el anuncio, porque como la ley establece que no se puede ser sexista, si ponemos a un hombre podemos alegar que estaban todos los miembros de la familia (esto sin mencionar que la norma social (no escrita) marca que la familia sea así…”. La publicidad que se emite de las numerosas marcas comerciales dedicadas a los alimentos en España es sexista. Hoy en día, es muy complicado encontrar un caso en el que no aparezca la mujer como “preparadora de desayunos”, “comparada su forma de cocinar las croquetas con croquetas precocinadas”, “preocupada de la correcta alimentación de sus hijos con papeles testimoniales de los hombres en la toma de decisiones al respecto (feminismo o machismo invertido)”, etc. En este, se puede oír ya su primera frase: “Por la mañana, o arranco yo o no arranca nadie”. Es decir: “Como madre, tengo que tirar yo desde por la mañana de toda la familia…” ¿El hombre no sabe despertar a sus hijos y prepararles el desayuno? Otra imagen curiosa de este reclamo es que la mujer es la primera en llegar a la cocina. Esa cocina desierta, pues ella es la que tiene que madrugar para preparar todo.

En definitiva, un sinfín de marcas que ¿incumplen las leyes del Gobierno?, pero no incumplen las normas sociales que todavía pasean a sus anchas por la sociedad. Habrá que confiar en el progreso de la raza humana…aunque con anuncios como los que presento a continuación, será difícil conseguirlo.

Mujer objeto. Cuerpo que atrae a los hombres. Su belleza está pensada para el hombre.

Brahma Cerveza para hombres

Aquí tenemos nuevamente la mezcla <<cerveza>>, <<hombre>>, <<mujer>>; toda una oda del estereotipo. En este caso, parece que no cabe ampararse en la Ley General de Publicidad, anteriormente mencionada, pues el anuncio no proviene de España. Brahma, curiosamente se trata de un término proveniente del hinduismo que en sánscrito significa: evolución y desarrollo. Es decir, todo lo contrario que demuestra la marca comercial de origen brasileño en este reclamo publicitario. Su análisis no tiene pérdida ni lleva a equívocos. Su eslogan lo plasma con total claridad: “Caballero, así es la competencia”. Directamente se dirige al hombre como su consumidor. Ni siquiera hace falta atender a la imagen de mujer explosiva para tildar esta foto de publicidad sexista, pues el propio eslogan ya es suficientemente machista por sí mismo. En los casos anteriores la mujer era la dueña de la casa y la encargada de las labores del hogar (estereotipo sexista 1), ahora la fémina aparece como símbolo de atracción para los consumidores machos (estereotipo sexista 2). Además, por si todo lo anterior fuese poco, se utiliza el color rojo, símbolo de la pasión, el amor, la lujuria, entre otros, para el fondo de la imagen. ¿De verdad hay conexión entre elegir beber una marca de cerveza u otra y la imagen de mujeres despampanantes? Y, ya si se riza el rizo, ¿de verdad es esta la imagen que todos los hombres (heterosexuales o no) tienen de una mujer despampanante? Será que los hombres inteligentes no beben cerveza…No sé. Imagino que la marca comercial ha buscado que se hable de ellos, en lugar de por la calidad de su cerveza, por “ah, sí, la cerveza en cuyo anuncio sale la tía buena”.

Al hilo del pensamiento de que la belleza exterior es la que vale y la que vende, seguidamente se puede contemplar otro eslogan “inteligente”: “¿Desde cuándo a alguien le importa si eres bella por dentro?”

Desde cuándo a alguien le importa si eres bella por dentro

“NOS VAMOS A PUBLICIDAD… VOLVEMOS EN CINCO MINUTOS”

¡Amigos, visiten España! Playa, sol, fiesta y … tetas y culos. ¿Qué más pueden pedir, caballeros?

SPAIN MARKS

La “Marca España”, te marca.

¿Creen que he creado un buen eslogan? ¿Me amparará la Ley General de la Publicidad?

“TRAS ESTOS CINCO MINUTOS… QUE SE HAN PASADO VOLANDO… CONTINUAMOS”:

Probablemente, si los “reyes” de la publicidad sexista en el apartado anterior eran los productos alimenticios y del hogar, en general, los “sexistas alfa” del tipo de anuncio de “mujer objeto” son los perfumes y los cosméticos, en general. Aporto algunos (de los infinitos) ejemplos:

Wash me - Lynx

Ni siquiera se le ve la cara…será que la tiene limpia…

El eslogan juega con la suciedad y la limpieza gracias a la palabra en inglés “dirty”. Porque no solo significa suciedad, sino también “ponerse a tono”, digamos…

¿Qué tiene que ver un gel de ducha (masculino) con ponerse a tono? Y ¿qué tiene que ver una mujer embarrada con un gel masculino?

Pues todo y nada, pensarán los publicistas. De hecho, hay que fijarse en que parece que lo que se vende es la mujer embarrada y no el gel. El bote de gel aparece pequeño abajo en una esquina como si fuese secundario en el anuncio. Nuevamente, juegan con qué va a recordar el comprador. Quizá, ni recuerde el nombre del gel, pero seguro que sí se acuerda de la mujer embarrada del reclamo publicitario o, al menos, del eslogan: “Límpiame” o “lávame”

El-efecto-Axe túnel vagina

En la misma línea del anuncio anterior, la marca AXE (estos suelen lucirse en la mayor parte de sus reclamos y eslóganes) nos “deleita” con esta imagen. Por si no se entendiese o ni se viese, aclaro que el eslogan, dice “El efecto Axe”. De hecho, es el eslogan, casi la coletilla, de esta marca. Otra vez, el producto aparece esquinado y pequeño. Importa mucho más que el receptor capte el mensaje de “si me pongo AXE conquistaré a todas las mujeres”. Por cierto, los homosexuales que no se lo pongan, ya que parece que con los hombres no tiene el mismo efecto (nótese la ironía).

¿Se puede ser más sexista que utilizar el órgano sexual femenino como motivo atrayente en un eslogan de un desodorante? El siguiente anuncio y último incide en esto…

He guardado la última imagen para terminar de enfadar al lector de esta entrada… En mi votación personal, ha salido como el más denigrante si se tiene en cuenta mensaje que se transmite, mensaje subliminal (aunque está bastante claro), entre otros rasgos.

El control remoto más antiguo del mundo

Y hasta aquí este humilde repaso de algunas de las imágenes más “sonadas” de la publicidad sexista concernientes a la mujer. En una segunda parte, con el comienzo del año 2013 se tratará la publicidad sexista desde el otro lado, el de los hombres. Aunque no es fácil discernir cuándo se utiliza la mente de hombre o de mujer para convencer partiendo desde las normas sociales (no escritas) del sexismo. Aquí dejo un avance:

Próximamente en “TraducThor, la fuerza de las palabras”: Publicidad sexista II: El hombre cuanto más musculoso, ¿más vistoso?

 

¿Cuál les parece el más denigrante? ¿Creen que exagero?

¡Aporten sus anuncios sexistas! El que más les haya enfadado. El menos subliminal. El que quieran 🙂

Nota: Hay muchísimos anuncios de este tipo. De hecho, es complicado ser completamente objetivo con lo que el sexismo aparecerá prácticamente siempre. En esta entrada solo se recogen algunos ejemplos.

¡Gracias por su atención!

Para saber más hay muchísima información al respecto en internet (es decir, que todo esto se sabe y es muy evidente – está claro que no he descubierto la imprenta – y aun así seguiremos viendo este tipo de anuncios durante todo el año, y en especial, en navidades…):

MUJER Y PUBLICIDAD. http://ares.cnice.mec.es/informes/12/contenido/pagina%20152.htm

Informe del MEC acerca de los estereotipos femeninos en publicidad desde los años 80 a estos últimos años. Informes CNICE

Ley General de Publicidad

//

//

Anuncios

34 comentarios el “Publicidad sexista I: ¿De verdad vale más una imagen que 1000 palabras?

      • Sí, los últimos anuncios (en video) de Desigual son bastante transgresores. De hecho, hace unos días llegaron a ser trending topic en Twitter por eso.
        Es curioso, porque la publicidad que utilizan para los carteles de la calle es totalmente aséptica. Simplemente salen modelos muy vestidos con sus ropas…
        Gracias por la aportación de tu amiga. Está totalmente invitada a leer el blog y a comentar 🙂

    • ¡Hola!

      Gracias por pasarte a leer la entrada y por compartirla. 🙂

      No me hagas adelantar las próximas publicaciones…, aunque se agradece la aportación. Voy a tratar ese asunto también. No sé si será en la siguiente entrada que tratará sobre la publicidad y los estereotipos del hombre de forma conjunta o haré una tercera parte, como bien dices.

      Un saludo.

  1. Esta entrada tiene muuucha miga. Le he echado un vistazo ahora pero volveré a leerla con más detenimiento después. El tema de la publicidad no tiene desperdicio, y cuando se uno a algo tan candente como la igualdad de género, ya ni te cuento.

    Es curioso porque hay anuncios hoy en día que a mí personalmente me parecen “hechos para que no se diga que…”. Por ejemplo, cuando aparece el hombre en la cocina diciéndole a la mujer algo así como “tranquila, ya cocino yo”, a mí más que tranquilizarme me enerva más, porque me de la sensación de ser demasiado pretencioso. La igualdad de la mujer debería estar ya a la orden del día, no tener que hacer anuncios específicos para “hacer sentir que ya hay igualdad”. No sé si me explico.

    Está claro que se ha avanzado bastante en cuanto a derechos se refiere, pero todavía queda un largo trecho (por ejemplo, el anuncio de Axe de “si se acaba el mundo…” y se ve a una legión de tías buenas hacia el Arca de Noé donde solo hay un tío dispuesto a…”). En cualquier caso, habría que plantearse por qué estamos tan “a la que salta” con los anuncios: si existiera igualdad, la imagen de una mujer en la cocina no tendría por qué alarmarnos, porque igual que está ella, puede estar él. Por otra parte, hay otras mil formas de demostrar respeto hacia la mujer: de nada sirve “librarla” de la cocina si luego el trato es vejatorio (de forma sutil, generalmente) en el resto de ámbitos.

    Desde que somos pequeños en el colegio se tratan multitud de temas relacionados con la ética, y al tratar la igualdad (o al menos así lo recuerdo yo) se habla de ella como un tema más del libro, generalmente aburrido y poco representativo. Nad extrapolable, ni valores ni ná. La igualdad ha de mamarse en casa. De nada sirve que te inculquen (si lo hacen) unas cosas si luego llegas a casa y ves justo lo que te dicen que no debe verse como normal. La educación es un círculo y si falla un cabo, nunca llega a ser completa.

    En fin, que me caliento. Muy buena entrada y puede dar para mucho debate. No descarto volver a escribir después de echarle oootro ojo más.

    • Hola, Merche:

      ¡Gracias por comentar y por haberla compartido por ahí! 🙂

      Sin duda, la publicidad sexista puede crear debates infinitos. No importa, no tengo prisa 😀 Así que puedes ver la entrada cuando quieras y volver a comentar. Estaré encantado de leer las opiniones de los demás.

      La igualdad es inexistente en la mayor parte de los anuncios que vemos en la televisión o en carteles por la calle. Parece que irremediablemente hay que caer en los estereotipos para vender. Y, espera a que como secuela de esta entrada publique la que concierne a la publicidad sexista tomando los estereotipos de los hombres. Como dices, eso sí, no deberíamos pensar: “Vaya, ya han vuelto a poner a la mujer como la madre que vela por la familia y cocina… P*** estereotipo.”. Lo sensato sería que si viésemos a una mujer o a un hombre cocinando en un anuncio de televisión no tengamos que estar pensando en ideas de subterfugio. Quizás, con el paso de los años esto mejore… Ahora mismo, parece que la solución está lejos.

      Pásate por aquí cuando quieras.

      Un saludo.

  2. Enhorabuena por la entrada, me alegro de que la haya escrito un chico.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, especialmente en que una publicidad no sexista ayudaría mucho a cambiar esta creencia rancia que aún tienen muchos de que nosotras tenemos que encargarnos de las tareas del hogar. Además, me alegro de que los chicos inteligentes os deis cuenta de que intentan tomaros por tontos utilizando a este tipo de mujeres, irreales en muchos casos, y que además minan la autoestima de las chicas jóvenes que piensan que así tenemos que ser.

    Bueno, resumiendo porque me enciendo -y no en el buen sentido-, de acuerdo contigo y muy buen trabajo desde el punto de vista lingüístico.

    • Hola, Alba:

      Gracias por comentar 🙂

      Sea chico o chica es incomprensible que haya gente que no pueda darse cuenta de lo sexista que son algunos anuncios. Sobre todo, algunos tan evidentes y denigrantes como los que he utilizado, ¿no crees? No hay que ser Einstein para ver algo tan fácilmente visible.

      Desde luego, si compro algo es porque me gusta. Pero en la tienda… Si bien es cierto que algunos de estos anuncios los recuerdo porque me impactaron (para mal, claro) cuando los vi. En definitiva, es lo que buscan: que se hable de ellos. Que se sepa que existen. Pero no compro nada, porque diga: “oh, qué tía, voy a comprarme esa cerveza” Lógicamente, como bien dices, esa asociación es necia hasta no poder más.

      Gracias por destacar el trabajo. Lo cierto es que tampoco utilizan muchas palabras. Se ciñen a las imágenes (lo que denota, en mi opinión, un pensamiento de: “¿para qué usar palabras si les pongo a una tía buena o a una madre cocinando y ya con eso me vale?”

      Te espero en las secuelas de esta entrada (y en otras que te interesen)… Todavía tengo que “darle” a la publicidad sexista II: El hombre musculoso…

  3. Pues a mí lo de Axe no me parece tan grave. De hecho, lo del túnel llega a ser tan zafio que es hasta ridículo. Y el mensaje es tan eficaz que hay tíos que se echan litros de Axe (que, para los que no lo sepan, huele fortísimo), haciendo que sean todo menos deseables (donde se ponga el agua con jabón, que se quite lo demás).

    Con respecto a todo lo demás, tienes mucha razón. Yo además creo que ha habido un resurgimiento de la mujer ama de casa. Como además comentábamos el otro día en tuiter, el modelo de “mujer dueña de su cocina” cada vez es más irreal: son mujeres cada vez más jóvenes (a veces imposiblemente jóvenes) casadas con hombres que les doblan o triplican la edad.

    Y eso me lleva a otra reflexión: creo que parte del machismo publicitario (el actual y el pasado, sobre todo) se asienta sobre la idea de la desigualdad económica hombre-mujer: si tu hombre te mantiene (como el pasa a la buena señora del coñac soberano), tu trabajo consiste en tenerlo contento, incluso aunque te funda a ostias.

    El problema viene cuando no solo no abandonamos ese tópico (mujer dueña y señora de las aspiradoras) sino que, además, le añadimos el otro, el de mujer-objeto, dando lugar a una serie de esperpentos que, más mal que bien, nos persiguen a todas: la mujer ha de ser buena ama de casa, la preservadora de los valores familiares, pero también trabajar ocho o diez horas en una oficina de alto “estandin”, estar delgada, mona, guapa, joven, y encaramarse a unos tacones de infarto. ¿Cómo era eso de “señora en la calle, zorra en la cama”? Me da a mí que es por donde van los tiros del neomachismo (que, contrariamente a lo que muchos piensan, sigue en pie gracias a generaciones y generaciones de mujeres, madres y abuelas, que siguen reforzando ese tipo de comportamientos).

        • ¡Gracias por la aportación! Desde luego, como se ha visto AXE se luce… Lo peor es que aquí nos tienen hablando de ellos; lo que pretenden.

          Ese anuncio me puede servir para la siguiente parte de esta entrada. Los estereotipos de los hombres.

          Un saludo

    • Hola, Julia:

      Gracias por comentar y por haber aportado información 🙂

      Lo de que se usen mujeres jóvenes aunque tengan maridos bastante más mayores creo que atiende claramente a motivos de belleza. ¿Alguna de las madres excede los 70 kilos? Para haber parido (en algunos anuncios varios niños), todas tienen un cuerpo más fino que los espaguetis que anuncian…

      Quizá, lo de AXE no te “conmociona” porque estás más que acostumbrada a ver su publicidad. Siempre es sexista… Algo así como: “A ver qué patochada nos presenta AXE ahora…”. Pero sí me parecen graves. Cuestión de gustos a la hora de percibir niveles de gravedad 😀

      Es cierto, como comentas, que a veces las propias mujeres alentan a los hombres a creerse con el mando. Nadie debería tener el mando. Todos deberían aportar… Mundo utópico ha patrocinado este comentario…

      Te espero en la siguiente entrada con los estereotipos de los hombres.

      Un saludo

  4. Yo ya me asombro por nada. Ya no puedo mirar la tele sin sentirme asqueada, defenestrada y usurpada por las aberraciones que se ven con tal de vender. Lo peor es que algunos imbéciles aún se comen el cuento de que se van a ir con cuanta mina se les cruce simplemente por ponerse litros de un desodorante que, la mayoría de las veces, huele terrible, como el Axe Temptation (en teoría olía a chocolate pero tenía un tufo a vainilla terrible, te sentías un flan). O por tomar tal o cual cerveza que, según parece, solamente consume el hombre. Tengo amigas que le echarían por el suelo la teoría.
    Les dejo dos publicidades para que vean que, aquí en Argentina, las cosas no son mejores. Todavía tenemos arraigada la cultura del “macho”.

    Axe Mature: https://www.youtube.com/watch?v=mbHwKuO_8j0. Díganme si en algún lado del mundo pasa esto, así no voy jamás.
    Brahma (publicidad de 2007): https://www.youtube.com/watch?v=mcouFrZzyuM.

    Luego de ver todo esto TODOS LOS DÍAS, realmente me da ganas de hacer un hueco en la tierra y meter la cabeza y no sacarla más.
    Perdón por lo exacerbada que estoy, este tema “me saca”, como decimos aquí.

    Saludotes.

    • ¡Hola!

      Gracias por comentar. Has aportado mucho y, además, gracias a lo que comentar se sabe que este problema abarca a todo el territorio del idioma español (y, en realidad, a todo el mundo).

      En el caso que comentas del consumo de cerveza, sin duda, es un machismo que ni siquiera se ciñe a una realidad totalmente palpable. No hay más que pasarse por los bares para ver que allí bebe el que quiere; sea hombre o mujer.

      Te espero en la próxima entrada para ver qué te parecen los estereotipos del hombre.

      Un saludo

  5. Creo que algo que no se ha dicho aquí es el tema de la edad de las madres. Esto no es ya sexismo, es peor aun. Por ejemplo, el mismo anuncio de Nuria Roca, aunque no es ni mucho menos el peor. Pongamos que esta persona tiene menos de 30 años, tiene un niño de 10 y un marido de 40. Eso no es representativo de la sociedad española (creo) y además no está lejos del estereotipo del primer anuncio.

    Por poner otro ejemplo, y creo este sí que es el más sangrante que conozco:

    Hay que irse al minuto 2, cuando aparece la “madre”. El niño que hace la motocicleta tiene unos 12 años, la madre no más de 25. No digo más, no voy a valoraciones acerca de la versatilidad y cualidades de semejante madre. También es muy llamativo que el abuelo sea un señor mayor de unos 70 años, mientras que la abuela es en realidad una señora bastante más joven a la que le han teñido el pelo de blanco (eso es especialidad de Casa Tarradellas, lo hacen en todos sus anuncios).

    La cosa es que esto va más allá del sexismo, es una imposición de un determinado modelo familiar y social. Y no digo más porque no conozco a la audiencia de este sitio y tampoco quiero que nadie se me ofenda.

    Saludos.

    • Hola 🙂

      Gracias por tu aportación. No ofenderás a nadie si tú comentario sigue aportando otras visiones como la que dices. Las mujeres de los anuncios tienen que ser vistosas. ¿Tener la edad que se supone que tienen? Es totalmente secundario o terciario, por supuesto. Por eso, es joven. Lo dije por ahí arriba en otro comentario… ¿Solamente las espigadas, guapas, bien maquilladas, etc. consumen los productos que se venden en televisión?
      No lo incluí, pero había un anuncio de Dove en el que sí aparecían mujeres de todo tipo.

      Como digo, te espero por aquí en la próxima entrada. Seguro que también tendrás mucho que aportar sobre los estereotipos de los hombres.

      Un saludo

  6. Magnífica entrada y poco puedo aportar después de leer los comentarios tan acertados que han ido dejando por aquí. Me parecen muy atinadas las reflexiones de Julia y Eulez.
    Solo añadiré que me encanta la cerveza y que los publicistas nunca piensan en atraer a personas que, como yo, son grandes consumidores de su producto (sé que no soy la única que ha vivido la típica escena en la que “mi novio se pide una coca-cola y yo una caña y le sirven la caña a él y a mí la coca-cola”).

    Básicamente, en este anuncio, yo estaría gritando con los hombres:

    • Hola:

      Gracias por los elogios, Irene 🙂

      La entrada se hace mejor cuando hay aportaciones como la tuya. Se constata que lo de que el hombre esté contento, grite y forme un despiporre porque haya muchas cervezas puede ser cierto, pero las mujeres también beben cervezas. También ven deporte y lo practican, etc.

      Si algún día nos tomamos una, a ver si nos acordamos de estos estereotipos y conseguimos reírnos de ello, porque ya queda en el pasado y el olvido. Utopía.

      Un saludo y ya sabes que te espero en la próxima entrada.

  7. Entendiendo un poquito del tema que tratas en esta entrada de tu blog, debo decir que este tipo de publicidad a la que te refieres consigue lo que se propone, es decir, el debate y que su tematica=su producto sean la comidilla entre personas, organizaciones, redes sociales, informativos y un largo etc…no respetando las leyes, sino sobrepasandolas, ya sean las deontologicas de la publicidad o las de la constitucion en materia de libertad de informacion es como los publicistas y sus agencias consiguen lo que se proponen facilmente. Una campaña ridicula, que atente contra los valores de las personas y que sea despectiva siempre va a ser mas eficaz y va a tener mas impacto sobre el conocimiento y por consiguiente su posterior venta de un producto que una mas creativa y menos agresiva. Asi es la publicidad y su eficacia. Esta publicidad es mas barata, facil y eficaz rompiendo las reglas (da igual que haya multas, que las hay) que una que no sobrepase los limites. Con perdon y me incluyo, el cerebro del ser humano es demasiado inutil que es con lo que juega la publicidad, sea de valores fuertes o debiles, pero al final lo consigue. Algo eficaz se consigue dando lo contrario de lo que quieres oir, escuchar o sentir. Un abrazo!

    • ¡Hola!

      Gracias por tu aportación.

      Como dices y comenté por ahí arriba, creo que incluso en la entrada, lo que buscan las empresas es que se hable de ellos. Sea para bien o para mal. Sé que al poner aquí sus anuncios en realidad estoy haciendo publicidad de sus marcas, pero conviene desgranar este tipo de reclamos para intentar que la gente no se deje convencer. ¿Que quiere comprarse AXE? Que lo compren, pero no por recordar un anuncio porque un túnel se convierte en vagina.

      Las multas que hay, deberían ser más eficaces. Como se comprueba, los anunciantes siguen haciendo lo que quieren…

      Un saludo y también te espero en las próximas entradas que hablen de la publicidad sexista y en otras que puedan interesarte. 🙂

  8. Menudo entradón y no me refiero a los de Pepe. Lo has documentado muy bien y con ejemplos la mar de… ilustrativos.

    Nos quejamos de la publicidad antigua por su “brutalidad” pero la de ahora se le acerca bastante; quizá no en la forma (más velada en general) pero sí en el contenido. ¿Cuántas mujeres hay anunciando cereales? ¿A quién van dirigidos los anuncios de lejías y similares? ¿Hace falta simular una violación para vender un bolso de piel? ¿Cuántas mujeres de vientre ultraliso salen anunciando el último aparatejo del Decathlon? (porque los hombres no tienen barriguita nunca, claro). Y así podríamos seguir hasta el infinito.

    En este sentido, recuerdo un anuncio en el que unas mujeres se rebelaban ante tantos mensajes machistas en las revistas para mujeres y entraban en la redacción de un periódico deportivo para hacer lo propio con los artículos del mismo. No obstante, también era para vender un producto (que no recuerdo, por cierto). Una pena.

    Y como bien dice la persona del comentario anterior, al final esta publicidad cumple bien su cometido. Los anuncios más bestias y brutos son los que más recordamos o nos llaman la atención. Por ejemplo, este último de Axe del Arca de Noé en el que acuden una infinidad de féminas de dos en dos, como animalicos en celo. En fin, no hay fin para este sinfín de despropósitos y las mujeres seguiremos mucho tiempo más siendo unos meros floreritos.

    ¡Un saludo y felicidades por la entrada!

    Scheherezade

    • ¡Hola!

      Gracias por comentar y good point el de Pepe :). Tu comentario podría haber formado parte de la entrada en sí :).

      No sé qué publicidad debería escandalizarnos, cabrearnos o simplemente llamarnos más la atención, si la antigua o la que vemos hoy en día. Porque se supone que avanzamos y viendo según qué casos, no lo parece. Como dices, los anuncios de productos de limpieza siempre van dirigidos a mujeres (incluso la voz que utilizan si no aparece ninguna persona en el anuncio en sí es de mujer).

      Y, no, no hay fin para este sinfín de despropósitos.

      Te espero en la siguiente entrada (de hecho, ya he publicado una entre medias acerca de la Navidad).

      Un saludo

  9. Qué te voy a decir que no te hayan dicho ya, enhorabuena por la entrada. 🙂 También es cierto que algunas veces la línea entre jugar con el estereotipo y burlarse de las mujeres es tan delgada… Me encantaría que comentaras el siguiente vídeo en la próxima entrada, porque yo tengo sentimientos enfrentados.

    El tío limpia, sí, pero… ¿la tía lleva el KH7 en el bolso? ¿el tío es un guarro y solo limpia porque se lo dice la chavala? ¿cuál es el propósito? ¿ten la cocina limpia y tu mujer te recibirá en casa con las piernas abiertas? Ah, eso sí, todos sabemos que el anuncio es de KH7, eso sí que no se nos olvida…

    ¡Espero con ansia la siguiente entrega!
    María Tatay

    • ¡Hola!

      Bienvenida al blog 🙂

      Gracias por comentar y por los elogios.

      Tendré en cuenta tu aportación. Tendrás una mención especial 🙂

      Ese anuncio de KH7 es un mal intento de tratar de ser no sexista. Al final, la mayor parte de la publicidad termina por caer en uno u otro estereotipo. Como se ha comentado, lo que les interesa es que su nombre se sepa. Ya el anuncio en sí parece ser secundario…

      Espero tu lectura y tus comentarios en la siguiente entrada (aunque ya he publicado una entrada intercalada sobre la Navidad).

      Un saludo

  10. Me he indignado y meado de la risa al mismo tiempo 🙂 Me encanta tu manera de escribir, mordaz, ingeniosa y con chispa. La frase que más gracia me ha hecho ha sido la de “Ni siquiera se le ve la cara… Será que la tiene limpia” XD ¡Genial como siempre! I’m looking forward to reading the next one!

  11. Pingback: Publicidad sexista II: el hombre como el oso ¿fuerte y musculoso? | TraducThor, la fuerza de las palabras

  12. Pingback: Los links de la semana (I) Traducinando

  13. Pingback: Los criterios de la RAE ¿lían o ayudan? | TraducThor, la fuerza de las palabras

  14. Muchas veces, en el afán de ser innovador, moderno y “cool” se cae en lo ofensivo. Qué bueno q haya artículos de publicidad que se dediquen analizar temas tan delicados como el sexismo en la publicidad.

    • Hola:

      Tienes razón. Por eso, entre otros motivos, creí oportuno recopilar esas imágenes; por desgracia, aún se ve publicidad sexista. Seguiremos luchando en contra de esta.

      Gracias por comentar.

      Un saludo.
      Devadip

¡No lo dudes, comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s